Leyendo Ahora
Bote, reacción y finalización por parejas

Bote, reacción y finalización por parejas

  • Mantener una adecuada posición básica ofensiva
  • Creatividad, ritmo y tensión en el bote
  • Mirada alta y al frente
  • Velocidad de reacción ofensiva → Atacar el pie débil
  • Cuidar las finalizaciones
  • Posible competición controlada

El entrenador estadounidense Damin Altizer, fundador del programa ‘DR1VEN Player Development’, compartió hace algún tiempo esta sencilla tarea de activación que todos nuestros jugadores pueden desarrollar por parejas y de forma autónoma.

Los dos integrantes de cada pareja empiezan realizando diferentes ejercicios de bote en estático (cambios de mano, fintas, jugar con las alturas y ritmos del propio bote…) hasta que el jugador situado de espaldas al aro gira la cadera para definir cuál es su “pie débil”.

En ese momento, el compañero ataca dicho pie y finaliza lo más rápido posible con una entrada a canasta o un tiro a media distancia. Acto seguido, regresa al punto de partida intercambiando su posición con el otro jugador.

Evidentemente y como siempre cuando planteamos ejercicios y tareas de este tipo, además de prestar atención a la propia ejecución de los gestos técnicos y corregir detalles, es realmente importante que los jugadores mantengan en todo momento la tensión y la autoexigencia para optimizar el rendimiento.

Gráfico 1
Gráfico 2

Objetivos / Contenidos

  • Mantener una correcta posición básica ofensiva.
  • Velocidad y tensión en el bote.
  • Usar todos los hemisferios del balón.
  • Desbloqueo de muñeca.
  • Mirada alta y al frente.
  • Potenciar la creatividad en el bote.
  • Velocidad de reacción ofensiva.
  • Atacar el pie débil.
  • Cuidar las finalizaciones (entrada a canasta y tiro exterior).

Variantes

  • Cambiar la disposición inicial de los jugadores para potenciar finalizaciones desde otras posiciones y ángulos (esquinas, cabecera, etc.).
  • Un jugador bota con libertad y el otro debe imitar sus movimientos.
  • Definir el tipo de finalización que los jugadores deberán reproducir (pérdidas de paso, aro pasado, flotante, extensiones, rectificado, utilización del paso cero…).
  • Finalizaciones con oposición defensiva del compañero, que además debe botar (o al menos sujetar) su balón.
  • Competición controlada → Después de girar la cadera, ese mismo jugador se da la vuelta e intenta anotar antes que su compañero.