Leyendo Ahora
Simulando salidas de bloqueos indirectos en 1c1

Simulando salidas de bloqueos indirectos en 1c1

  • Diferentes trayectorias → Leer opciones
  • Rápida toma de decisión → ¿Mi defensor recorta la trayectoria o me persigue?
  • Finalizaciones con ventaja → Lecturas ofensivas en penetración

A partir de esta situación condicionada de uno contra uno podemos trabajar y desarrollar la lectura ofensiva (y también defensiva) de las salidas de bloqueos indirectos, así como diversas finalizaciones que los jugadores pueden emplear una vez que se genera la ventaja a partir del bloqueo.

Para simular los bloqueos indirectos tan sólo necesitaremos colocar una hilera de conos según indican los gráficos de más abajo y el vídeo adjunto. El atacante decide cuando se activa el uno contra uno, desplazándose hacia donde están los conos para rodear uno cualquiera a su elección. El defensor deberá rodear el mismo cono y, por lo tanto, ahí se generará la ventaja. A partir de entonces, cuando el atacante ya ha recibido el balón, tocará leer qué tipo de finalización es más conveniente utilizar.

Gráfico 1
Gráfico 2

Objetivos / Contenidos

  • Lectura de las diferentes trayectorias y opciones que surgen en función de qué cono se rodea.
  • Jugar con los cambios de ritmo en el momento de rodear el cono (salida del bloqueo).
  • Conectar la recepción del balón con las salidas y arrancadas → Preparar cuerpo, equilibrio, juego de pies.
  • Finalizaciones en superioridad → Diferentes lecturas ofensivas en penetración.

Normas

  • El atacante rodea el cono que quiera para obtener ventaja y su defensor deberá realizar la misma trayectoria (rodear mismo cono).
  • El defensor no puede anticipar la trayectoria a no ser que el entrenador indique lo contrario. Por lo tanto, deberá “perseguir” al atacante.

Variantes

  • Cambiar la distribución de los conos para simular estructuras ofensivas más específicas (stagger, guillotina, etc.).
  • Permitir al defensor rodear el cono anterior (variabilidad).
  • El defensor puede “recortar” la trayectoria.
  • Limitar el número de botes que el atacante puede utilizar para finalizar una vez recibe el balón.
  • Colocar conos en ambos lados, permitiendo que el atacante decida hacia dónde quiere salir (su posición inicial sería, aproximadamente, debajo del aro).