Skip to content Skip to footer

Rebote y balance defensivo (en 3c3)

  • Bloquear el rebote ↔ Cargar el rebote ofensivo
  • Velocidad de reacción y “cambio de chip”
  • Construir y definir el balance defensivo
  • Salida de contraataque (tras rebote)

El entrenador cordobés Ángel Fernández Tripiana nos lanza una acertada reflexión que siempre deberíamos tener en cuenta a la hora de planificar, programar y diseñar una sesión de entrenamiento: “A menudo nos quejamos de que nuestros jugadores no realizan ciertos gestos técnico-tácticos, pero, ¿los trabajamos con regularidad?”.

PUBLICIDAD

En este caso, Tripiana pone el foco sobre dos aspectos que todos los entrenadores exigimos con ahínco desde la banda: el rebote (defensivo y ofensivo) y el balance defensivo.

Siguiendo las indicaciones de nuestros primeros gráficos, los defensores se pasan el balón y se desplazan en diagonal para cubrir al jugador rival que corresponda.

El atacante que recibe el balón tiene que efectuar un lanzamiento exterior (preferiblemente desde más allá de la línea de tres puntos) ante el closeout de su rival y, acto seguido, marcar el balance defensivo pisando la línea de medio campo.

El resto de jugadores tienen que pelear por el rebote para, así, establecer los roles de ataque y de defensa para el 3c3:

  • Si un atacante se hace con el balón, siguen atacando en esa misma canasta.
  • Si un defensor captura el rebote, jugamos el 3c3 hacia la otra canasta.

A partir de ahí, también podemos enlazar dos o tres acciones consecutivas para conseguir un mayor dinamismo (si los atacantes anotan, sacan de fondo y repiten; en cambio, si los defensores recuperan la posesión, salen en contraataque hacia la canasta contraria).