Leyendo Ahora
Competición por equipos “mutante”

Competición por equipos “mutante”

  • Detectar, interpretar y resolver diversas situaciones de superioridad, inferioridad e igualdad numérica
  • Incertidumbre → Cada acción desencadena una situación totalmente diferente
  • Fomentar y estimular la lectura y toma de decisiones
  • “Cambio de chip” defensa – ataque
  • Ejercicio competitivo, exigente y divertido

Esta competición por equipos “global” integra prácticamente cualquier situación de juego colectivo reducido (2c2, 3c3 y 4c4), además de diferentes superioridades numéricas ofensivas (2c1, 3c1, 3c2, 4c2…) y defensivas (1c2, 1c3, 2c3, 2c4…). Asimismo, esta tremenda variedad de situaciones se produce de manera imprevisible, variable (de ahí lo de “mutante”) y caótica. Exactamente como son, en muchas ocasiones, los partidos de equipos formativos.

Comenzamos a partir de un 1c1 desde el círculo central (gráfico 1). Cuando el defensor recupera la posesión (robo, rebote o canasta recibida), se produce la rotación (gráfico 2) y el ejercicio “muta” para crear una nueva situación: el atacante del 1c1 (azul) se desactiva y su defensor (rojo) se convierte en atacante. Del equipo al que le toca defender (azules) pueden salir tantos jugadores como quieran, creándose esas diferentes situaciones en función de la decisión que tomen.

En nuestro primer ejemplo se crea una superioridad numérica defensiva en 1c2, mientras que el gráfico 3 expone una situación de 2c2, pero también podría ser un 2c3 si se incorporaran tres jugadores del equipo rojo o un 2c4 si lo hicieran los cuatro compañeros de la fila (el quinto, que acaba de atacar, se desactiva y descansa obligatoriamente).

Cuando se produce la rotación, ambos equipos deben escanear el juego e interpretar cada situación, resolviendo la superioridad, inferioridad o igualdad numérica. Si el ataque tiene ventaja, es importante prestar atención a los espacios y la salida en contraataque, mientras que si los defensores deciden crear una superioridad es conveniente que tomen más riesgos, salten al 2c1, etc.

Conforme avance la dinámica del ejercicio y el tanteo, cada equipo irá tomando unas decisiones u otras según sus necesidades, pero tampoco podemos pasar por alto que cada decisión que tome un equipo condicionará sus próximas acciones. Por ejemplo: si deciden salir cuatro jugadores a la vez, tan solo quedará uno en la fila (el que se desactiva) para defender la siguiente acción.

Gráfico 1
Gráfico 2
Gráfico 3

Objetivos / Contenidos

  • “Cambio de chip” defensa – ataque:
    • Escanear y reconocer rápidamente la nueva situación.
    • ¿Estamos en superioridad, igualdad o inferioridad numérica?
    • Rápida toma de decisiones.
  • Los nuevos defensores crean la siguiente situación y deciden:
    • Superioridad → Defensa proactiva (tomar la iniciativa, decisión, agresividad, riesgo, determinación, saltar al 2c1…).
    • Inferioridad → Balance, fintas y rotaciones.
  • Visión global del juego y comunicación constante (hablar y escuchar).
  • Acoplar todos los conceptos ofensivos y defensivos que cada equipo desarrolle habitualmente o los que el entrenador quiera establecer en un determinado momento.

Normas

  • Rotación → Defensa – ataque – descanso.
  • Los jugadores que se incorporan defendiendo crean la nueva situación.
  • Tras atacar, es obligatorio descansar. Ningún jugador puede repetir dos rotaciones consecutivas.
  • Gana el equipo que llegue a 20 puntos (cada entrenador puede establecer diferentes criterios de puntuación).

Variantes

  • Limitar el número de botes por jugador.
  • En superioridades numéricas ofensivas, jugar sin botar (favorecer el movimiento sin balón).
  • Limitar el número de pases para finalizar.
  • Limitar el tiempo de acción.
  • Permitir el rebote ofensivo o, en cambio, jugar con un único lanzamiento a canasta (mejorar la selección de tiro).
  • El entrenador decide cuántos jugadores defensores se incorporan (útil sobre todo al principio, para mejorar la dinámica del ejercicio, y con los más pequeños).
  • Eliminar los equipos y trabajar con una única fila (misma dinámica, pero sin una competición tan agresiva).