Skip to content Skip to footer

1c1 “con dos balones”

  • Incertidumbre → El atacante puede utilizar dos balones y dos “comodines”
  • Estimular, mejorar y potenciar el juego sin balón
  • Fortalecer la capacidad de engañar a un defensor
  • Optimizar la ejecución del pase a un jugador en movimiento
  • Pasar “al futuro”
  • Finalizaciones con ventaja (a partir de un corte hacia la canasta)

Una manera bastante sencilla y eficaz de estimular, mejorar y potenciar el juego sin balón consiste en limitar al máximo el número de botes dentro de cualquier situación de 1c1, pero permitiendo utilizar al jugador atacante dos “comodines”.

PUBLICIDAD

Además, el entrenador Alex Samara alimenta su propuesta introduciendo el elemento diferenciador clave que mencionamos en el título del ejercicio: un segundo balón.

Los dos “comodines” empiezan pasándose uno de los dos balones hasta que el defensor entrega el otro balón a su oponente.

En ese momento, el jugador atacante pasa su balón al “comodín” liberado y se desplaza para recibir (en movimiento, sin pararse) cualquiera de los dos balones.

De este modo, como es lógico, construimos un entorno ideal para que nuestros jugadores mejoren su habilidad para engañar al defensor y su capacidad para finalizar a partir de un corte hacia la canasta.

En lugar de enseñar diferentes conceptos y recursos técnicos de manera aislada, la idea del coach Alex Sarama es lograr un enfoque más holístico, que promueva la toma de decisiones y la creatividad en situaciones más reales y dinámicas.

Así, los jugadores aprenderán a encontrar de forma natural soluciones a los problemas que surgen durante el juego, lo que a su vez mejorará su rendimiento general.