Skip to content Skip to footer

4️⃣ “Cuatro esquinas”

  • Percepción → ¿Cuándo y con quién intercambio posiciones?
  • Comunicación (verbal y sobre todo no verbal)
  • Cooperación y sincronización (en los movimientos)
  • Mejorar la capacidad de engañar al rival
  • “Arriesgarse a fallar para ganar”
  • Calentamiento lúdico y también competitivo

Este ejercicio, popularizado por la entrenadora canadiense Allison McNeill, es una forma muy divertida de iniciar cualquier sesión de entrenamiento. Además, favorece la activación y el desarrollo de los mecanismos de percepción, decisión y ejecución.

PUBLICIDAD

Para optimizar el rendimiento del ejercicio, dividimos a todas nuestras jugadoras en grupos de cinco.

Una jugadora de cada grupo se coloca el centro del cuadrado. Las demás, delante de cada cono, dan forma a las “cuatro esquinas”.

Las jugadoras que ocupan las cuatro esquinas del cuadrado deben intercambiar sus posiciones lo más rápido posible, evitando así que la jugadora del centro pueda anticiparse.

Tal y como explica Michael MacKay (otro grandísimo entrenador que ha ayudado a popularizar este ejercicio), es un juego muy aburrido si las jugadoras no están dispuestas a ser vulnerables. “Deben arriesgarse a fallar para ganar”, asegura.

Gráfico 1
Gráfico 2
Gráfico 3
  • Velocidad de reacción (ofensiva y defensiva).
  • Percepción:
    • ¿Cuándo es el mejor momento para intercambiar posiciones?
    • ¿Con qué compañera?
  • Comunicación (verbal y sobre todo no verbal).
  • Mejorar los desplazamientos (con y sin balón).
  • Sincronización en los movimientos.
  • Potenciar el uso de fintas (pies, manos, brazos, hombros, ojos…).
  • Estimular y mejorar la capacidad de engañar al rival.
  • La jugadora que se queda sin posición ocupa el centro del cuadrado.
  • Ninguna jugadora puede “expulsar” a otra de su cono.
  • Se permite engañar abandonando y regresando al mismo cono.
  • Competición → Cada vez que dos jugadoras intercambian sus posiciones exitosamente obtienen 1 punto.
  • Aumentar o reducir el espacio disponible.
  • A la señal del entrenador, todas las jugadoras deben intercambiar sus posiciones.
  • Todas las jugadoras tienen que botar un balón.
  • Botar exclusivamente con la mano débil.
  • Botar dos balones.
  • Añadir más jugadoras al centro del cuadrado.
  • Involucrar a más jugadoras simultáneamente (construyendo, por ejemplo, un pentágono).