Skip to content Skip to footer

1c1 (+1) “random dribble start”

  • Dos modelos flexibles y escalables
  • Atacar desde la recepción
  • Detectar y aprovechar el espacio útil ofensivo
  • Leer e interpretar la respuesta defensiva
  • Rápida toma de decisión (encontrando la finalización más adecuada)

El entrenador alemán Simon Bertram ha planteado con un pequeño grupo de cinco jugadores esta doble fórmula de SSG (“small-sided game”) que, en cualquier caso, podemos adaptar fácilmente a las características y necesidades de nuestros equipos.

PUBLICIDAD

En el primer modelo, el atacante y su defensor comienzan desplazándose hacia la zona donde están los conos.

Al mismo tiempo que el atacante recibe el pase de su compañero, el defensor tiene que tocar uno de los dos conos (a su elección).

En ese momento, el atacante tiene que detectar el espacio útil ofensivo (en función del cono que decida tocar el defensor), aprovecharlo para optimizar su ventaja espaciotemporal y finalizar ante la oposición defensiva de ambos rivales.

A modo de progresión metodológica podríamos situar a los dos jugadores al mismo nivel (y no el defensor detrás del atacante). De esta manera, el defensor podría anticiparse e intentar robar el pase (leer puerta atrás) o simplemente perseguir.

Por otro lado, cambiando la disposición inicial de los conos provocaríamos diferentes recepciones que, hasta cierto punto, reproducirían situaciones específicas del juego o movimientos/sistemas propios de cada equipo.

En el segundo modelo, ambos defensores persiguen inicialmente al atacante. Sin embargo, únicamente defiende el jugador que indique el entrenador (velocidad de reacción ante un estímulo auditivo).

El otro jugador, de manera muy similar a nuestro 1c1 “aleatorio”, se desactiva.

Naturalmente, también podríamos incorporar al ejercicio otro defensor extra situado cerca de la canasta para obstaculizar las finalizaciones.

Algunos aspectos a tener en cuenta en ambos casos, comunes a la gran mayoría de tareas de este tipo, son:

  • Conectar la recepción del balón con el primer paso y el bote.
  • Uso eficiente del bote.
  • Leer e interpretar la respuesta defensiva.
  • Rápida toma de decisión.
  • Finalizaciones con ventaja y contacto.
  • Diferentes lecturas ofensivas en penetración.
  • Tiros exteriores en movimiento y desde bote.

Por último, como siempre, tenemos la posibilidad de crear diferentes sistemas de competición puntuando (en ataque y en defensa) acciones específicas.