Skip to content Skip to footer

“Contraataque continuo” (en progresión)

  • Del 3c0 al 1c1 (o al 3c2, 3c3...)
  • El balón no toca el suelo
  • “Hacer grande el campo” (respetando la ocupación de espacios y calles)
  • Correr la cancha
  • Sincronización en los movimientos
  • Pasar “al futuro”

Debido a la alta popularidad de un primer vídeo publicado meses atrás, el entrenador estadounidense Mark Cascio ha querido ir un paso más allá compartiendo lo que podríamos considerar como la progresión metodológica natural del ejercicio (planteado durante su etapa en el Catholic High School de Baton Rouge, Luisiana).

PUBLICIDAD

Tal y como explica el propio Cascio, se trata de un ejercicio que utiliza para enseñar a sus jugadores algunos aspectos fundamentales de su propuesta y de su filosofía:

  • El balón no toca el suelo.
  • Ritmo.
  • Cómo sacar (después de canasta recibida).
  • Correr la cancha.
  • Pasar “al futuro”.

En esencia se trata de una propuesta bastante similar al archiconocido ejercicio de Fred Hoiberg, pero con elementos más parecidos a situaciones reales de partido.

También cabe destacar que sobre la base de esta progresión podemos construir situaciones de 3c2 e, incluso, 3c3.

La estructura básica del ejercicio es conectar un pase corto (desde el saque de fondo) con otro pase largo para que el receptor de ese segundo pase finalice con una entrada a canasta en carrera y sin oposición defensiva.

Además, el jugador que realiza el pase largo tiene que rebotear y, acto seguido, sacar de fondo a toda velocidad para enlazar con la siguiente acción (encadenar esfuerzos).

El saque se produce OBLIGATORIAMENTE al jugador que empieza en el lado contrario de la línea imaginaria que une los dos aros.

En este caso, el jugador que se desplaza en diagonal desde la esquina inferior izquierda recibe ese primer pase y, por lo tanto, las finalizaciones son siempre por la derecha.

Si se falla una entrada a canasta (y teniendo en cuenta la estructura de cada entrenador en lo que a la salida de contraataque se refiere), el reboteador podría dirigir el contraataque. En tal escenario, ese mismo jugador bota y realiza el pase largo para que finalice cualquiera de sus dos compañeros (que corren abiertos).

A partir de esa estructura, Mark Cascio introduce una situación de 1c1 en carrera y con bastante ventaja para el jugador atacante.

En esta progresión, el jugador atacante tiene que “cambiar de chip” rápidamente y bajar a defender al jugador que corre hacia la canasta contraria.

El jugador que realiza el pase largo también tiene que rebotear y sacar de fondo para enlazar con la siguiente acción.

El primer pase en esta progresión se produce de tal manera que el 1c1 se pueda jugar desde ambos lados (potenciando así finalizaciones más variadas).

Siguiendo la progresión previamente establecida, aquí el atacante tiene que abrirse para jugar su 1c1 desde la posición de alero en 45º (aproximadamente).

De esta forma, como es lógico, reducimos la ventaja espaciotemporal inicial y concedemos algo más de tiempo al defensor para realizar su correspondiente balance y llegar a cubrir a su rival.

Cascio también implanta una norma básica: si el atacante anota, el defensor repite.

🏀🧬
Espacio web diseñado como punto de encuentro para jugadores, entrenadores y aficionados al baloncesto. (A)nálisis, (D)esarrollo y perfeccio(N)amiento.

🏀🧬
Espacio web diseñado como punto de encuentro para jugadores, entrenadores y aficionados al baloncesto. (A)nálisis, (D)esarrollo y perfeccio(N)amiento.