Leyendo Ahora
“The Pensieve”

“The Pensieve”

  • Rápida toma de decisión (en función de la posición y el ‘momentum’ del defensor)
  • Correcta ocupación de las calles
  • Ejecución del pase en contraataque para finalizaciones en carrera
  • Balance defensivo y gestión de la inferioridad

Casi con total seguridad, el nombre de este ejercicio resultará familiar a todos los fans de la saga de Harry Potter. “The pensieve” (“el pensadero”) ayudará a que nuestros jugadores mejoren, progresivamente, su capacidad de lectura y toma de decisión en diferentes situaciones de contraataque y transición.

La progresión de nuestro “pensadero” arranca a partir de la superioridad numérica ofensiva que señala el gráfico 1, con dos filas de atacantes situados en la línea de fondo (los balones estarán en una de esas filas). Los defensores, por su parte, se colocarán en una tercera fila central.

El atacante con balón y su compañero activan el ejercicio desplazándose a toda velocidad hacia la “zona del pensadero”, la cual queda delimitada por los conos. Una vez que el atacante sin balón esté dentro, deberá decidir, en función de la posición y el timing de su defensor, hacia qué canasta quiere atacar.

En definitiva: el atacante sin balón puede continuar en carrera buscando recibir el pase de su compañero de forma natural o, en cambio, darse la vuelta y tratar de anotar en la canasta de partida (gráfico 2).

La progresión continuaría, en primer lugar, proporcionando una menor ventaja al jugador atacante al permitir que su defensor se sitúe más próximo a él en vez de correr obligatoriamente por la calle central (situación anexa en el vídeo).

Seguidamente, pasaríamos al siguiente nivel de la progresión jugando una situación de 2c2 y, posteriormente, 3c3 (gráfico 3). La dinámica sería exactamente la misma, teniendo en cuenta que el defensor del jugador con balón no podrá intentar robar la pelota ni interceptar ningún pase hasta que ambos entren en la “zona del pensadero”.

Gráfico 1
Gráfico 2
Gráfico 3

Objetivos / Contenidos

  • Velocidad de reacción (ofensiva y defensiva).
  • Leer hacia qué canasta jugar para conseguir mayor ventaja en función de la posición y el ‘momentum’ del defensor (cambios de ritmo y dirección, fintas).
  • Acostumbrar a nuestros jugadores a correr abiertos sin el balón.
  • Rápida toma de decisión.
  • Trabajo del pase en contraataque. Diferentes posibilidades.
  • Finalizaciones en carrera y tras la recepción de un pase (con oposición).
  • Tratar de contrarrestar la ventaja inicial de los atacantes (actividad defensiva, fintas, fintar la finta, generar dudas).
  • Acoplar los conceptos propios de cada equipo a situaciones de 2c2 y 3c3 en transición.

Normas

  • Verticalidad → Utilizar, como máximo, dos o tres botes para ejecutar el pase y finalizar.
  • En el 3c3, la pareja que se coloca en el círculo central se activa cuando el resto de jugadores entran en la “zona del pensadero”.
  • Competición “todos contra todos”:
    • Asistencia y canasta → 1 punto.
    • Asistencia y canasta sin bote → 2 puntos.
    • Deflection → 1 punto.
    • Robo, recuperación o forzar pérdida → 2 puntos.
  • Rotación natural entre las filas hacia la derecha.

Variantes

  • Establecer el tipo de pase a ejecutar para incorporar otros conceptos (mantener el bote vivo).
  • Colocar un defensor extra debajo de cada canasta, que se activará cuando el atacante sin balón decida hacia qué lado juega.
  • El jugador con balón ocupa la calle central. A partir de esta variante, el jugador sin balón se sitúa delante del balón y se abre para ocupar una calle exterior a su elección.
  • El atacante sin balón y su defensor empiezan pegados, dentro de la misma “zona del pensadero”.
  • El jugador con balón decide hacia qué canasta jugar (más útil en situaciones de 2c2 o 3c3).
  • Permitir un único lanzamiento a canasta para conseguir mayor dinamismo o, por el contrario, jugar con rebote ofensivo.