Skip to content Skip to footer

Finalizaciones “al límite”

  • Progresión → Del 2c1 –o 2c0 (+1)– al 2c1 (+1)
  • Establecer roles a partir de la recepción del balón
  • Mejorar la toma de decisiones “bajo presión”
  • Verticalidad → Atacar el aro con agresividad
  • Leer e interpretar la respuesta defensiva
  • Finalizaciones cerca del aro (con ventaja y contacto)

El entrenador australiano Jay Lomer utiliza regularmente esta interesante progresión metodológica durante el calentamiento del equipo masculino de los Melbourne Tigers y en sesiones específicas orientadas al desarrollo de habilidades individuales.

PUBLICIDAD

Su objetivo es claro: evaluar la capacidad de los jugadores para, por un lado, tomar decisiones rápidamente bajo presión. Y, por otro, para finalizar con diferentes niveles de ventaja espaciotemporal.

El primer nivel dentro de esta progresión es un 2c1 puro, aunque también podríamos considerarlo un 2c0 (+1).

Los atacantes disponen de un único pase, en caso de necesitarlo, para crear su lanzamiento a canasta. No hay rebote ofensivo.

Después, como se muestra en el vídeo adjunto, avanzamos a un 2c1 (+1) en el que no hay límite de pases. No obstante, permitimos un único lanzamiento a canasta.

Sin lugar a dudas, la incertidumbre generada por el pase del entrenador juega un papel crucial en el desarrollo de cada acción. Al fin y al cabo, los roles dentro de la pareja atacante quedan definidos a partir de la recepción del balón.

Por último, aconsejamos estructurar una competición entre dos equipos o varios grupos para aumentar el nivel de exigencia y la motivación de nuestros jugadores, así como para fomentar una rivalidad (sana) entre ellos.